FOTOSÍNTESIS: RADIO PARA LA PAZ

Fotosíntesis Radio fue creado por 5 jóvenes que buscaban llegar a las comunidades más alejadas del país con relatos y pedagogía de la paz. Han entrado a cada rincón de Sevilla, Valle del Cauca, haciendo de la radio una herramienta para entregar ese lenguaje de la paz.

La Unión Europea, el Gobierno Nacional y Resander ( Red Cooperativa de Medios de Comunicación Comunitarios de Santander) crearon “Así Suena la Paz en los Territorios”, una iniciativa que promueve la construcción de cultura de paz y convivencia, un espacio para que las emisoras comunitarias puedan hablar del proceso de paz y de la ruta al posconflicto.

Murales pintado por estudiantes con temas de paz.

 A la convocatoria se presentaron 50 emisoras de todo el país y 5 del noroccidente colombiano ganaron; 2 están ubicadas en el norte del Valle, 2 en el Cauca y una en el Eje Cafetero; entre ellas, la radio comunitaria de Sevilla, Juventud Stereo, que en compañía del Comando de los Sueños y la Corporación Amigos de la UNESCO lanzaron el proyecto Fotosíntesis Radio.

“Es un proceso que venía construyéndose para que se utilizara la comunicación de manera más humana, que no solo tomara de las personas también que aportara un poco al cambio, para que las personas pudieran experimentar una catarsis y pudieran construir una memoria colectiva”, explica Marcia Santacruz, presidenta de la Corporación Amigos de la UNESCO.

Una Joven habla con Mateo, y le cuenta cuales son las problemáticas que giran alrededor de su vereda.

“Queremos tocar todos los temas que han hecho parte de nuestra realidad, las historias de nuestro pueblo, cuando era considerado ‘Zona Roja’, para sanar heridas y reconocer que ahora estamos en un buen momento”, afirma Marta Lucia Torres Gil, Directora de la Emisora Juventud Stereo. Los temas principales que tocan en sus programas son: la memoria histórica, impacto del narcotráfico, el secuestro, reclutamiento y el desplazamiento forzado; todo con el objetivo de construir memoria y llegar a todos los ámbitos sociales.

Juan, uno de los líderes de Fotosíntesis, indica cuáles temas comenta tratará el próximo programa.

Los programas son dedicados a las mujeres, los campesinos, los cafeteros y la historia del compañero fiel de las trochas, las montañas y la gente del campo: el Willis. “El Jeep Willis era un carro que se utilizaba en la Segunda Guerra Mundial como máquina de guerra, llega a Colombia y es utilizado para el transporte en zonas alejadas, es una herramienta para los campesinos y se vuelve un objeto de transformación positiva, como lo que queremos hacer con Fotosíntesis, transformar a través de la paz”, dice Juan Garzón, líder del proyecto.
Este programa llega a todos los rincones de Sevilla con una tecnología nueva para la radio, la Olofonía.

Marta Lucía Torres Gil, directora de la radio Comunitaria Juventud Estéreo, en pleno comité.

-¿En qué formato esta grabao esa jotosintesis?
-Olofonía, Don Pedro.
–Ah Avemaría, entonces pongámonos los audífonos-, dice una cortinilla que invita a los oyentes a escuchar cada sonido que proviene de la radio.
La forma de grabar es biaural, a doble grabadora, con ‘Mateo’, una cabeza de icopor que hace el papel de escucha y está atenta a cada palabra, sonido y movimiento de todo lo que esté cerca, haciendo que el oyente pueda sentir que con los narradores.

El Jefe de la estación de Bomberos es uno de los principales invitados al comité. 

Esta nueva manera de hacer radio llega a los habitantes de Sevilla que cada vez se interesan más por el programa, que los une alrededor de sus problemáticas, de su pasado y les muestra que con la paz se puede construir una mejor sociedad.“Queríamos hacer una radio más humana, no solo que tomara algo de las personas, también queríamos que les dejara algo para su vida”, finaliza Miguel García, uno de los líderes de Fotosíntesis, con la certeza de que en este espacio los oyentes se puedan sensibilizar y abrir sus emociones para generar un cambio en la comunidad. Este programa es uno de los más escuchados en Sevilla, no solo por su particular formato, sino también porque, según sus habitantes, habla bien de su pueblo. 

Las ideas que contribuyen a la Cultura de paz se incluyen en el libreto. 

El programa dura de 15 minutos, es grabado con diferentes voces, los narradores han vivido la violencia y quieren contar su historia.
Todos cuentan con una conclusión: que la paz es el camino.
Tienen tintes cómicos y generan espacios de participación ciudadana.
Antes década emisión, se hace una reunión con un comité creado para verificar su planeación; está compuesto por organizaciones sociales, la alcaldía, los bomberos de Sevilla y organizaciones gubernamentales.

 Manuela Gallego

  @manugallego