UN MUNDO SOBRE RUEDAS, LODO Y ARENA, ADRENALINA Y EMOCIÓN

Un deporte para jóvenes, lleno de pasión por la velocidad y el peligro.

Los caminos de herradura, como son conocidos por nuestros abuelos, se han convertido en pistas para los más jóvenes de la sociedad caleña. Carros 4X4 se han apoderado de las trochas en la región y el país.

Son carreteras de arena, lodo y barro, que anteriormente se recorrían a caballo o a pie  y ahora, una parte de la comunidad caleña ha decidido explorar en camionetas, para vivir grandes momentos llenos de adrenalina mientras que conducen a gran velocidad.

Un competidor al borde del abismo. Foto: Sebastián Cabrera.

Sebastián Cabrera manifiesta que este deporte, que para muchos no es más que un pasatiempo, hizo que desde sus 14 años se interesara en él. Su padre lo impulsó a practicarlo y desde el primer momento en que sintió la adrenalina en su cuerpo, decidió practicarlo toda su vida.

“Este deporte ayuda a liberar el estrés, cada cierto tiempo se hacen eventos para reunir trocheros de todo el país, para que tengan la oportunidad de conocer el Valle y los alrededores de la ciudad de Cali”, explica.

Sebastián Cabrera en una exhibición de carros trocheros.

 

Este deporte tan poco conocido consiste en la habilidad del conductor, el copiloto y sus ayudantes para llevar el carro por caminos lodosos, difíciles de transitar, teniendo como objetivo poder pasar cada trocha, y no volcarse o quedarse pegado en el intento.

En la zona urbana, este deporte se puede practicar en el norte y el sur;  por ejemplo, en el municipio de Jamundí y en el Club Campestre de Cali, que cuenta con una pista de trochas para sus clientes.

Las competencias pueden ser organizadas de dos formas: las oficiales, cuyo fin es llegar a la meta y ganar premios, como dinero en efectivo o artículos y accesorios para los vehículos. Para participar, hay que inscribirse en distintos recorridos, en los que pueden viajar, acompañados de ‘trocheros’ de diferentes lugares del territorio nacional y, así mismo, tiene un costo, dependiendo del lugar de partida y de destino. La segunda forma de práctica es independiente, puede ser planificada por familias y amigos con el único fin de divertirse, viajar y pasar un buen tiempo al aire libre y con buena compañía.

En la noche, la trocha se vuelve más exigente. 

Este deporte cuenta con varias competencias a nivel nacional e internacional, siendo la más importante Kumba. Andrés Padilla, un joven que practica este deporte, expresa que “en esta competencia, se trata de hacer un recorrido en el menor tiempo posible. Como conductor, debes ser muy ágil, habilidoso y siempre mantener la calma, ya que si no logras ajustar bien los accesorios del vehículo, como el guinche (tiro de arrastre compuesto por una polea) y el ancla (gancho delantero de la camioneta que se conectan con el guinche), el carro no va a subir y vas a perder más tiempo mientras vuelves a enganchar todos estos accesorios”.

 

También hay eventos de trocha, en donde participan diferentes tipos de vehículos (cuatrimotos y buggies); estos suelen ser mucho más arriesgados y producen un nivel más alto de adrenalina. Gustavo Mejía, trochero de cuatrimotos y buggies, explica que “estas vías son más estrechas y peligrosas, nosotros sentimos más adrenalina porque nuestros vehículos no tienen ni techo, ni barras estabilizadoras antivolco, a diferencia de las camionetas 4x4, que tienen mucha más protección”.

Andrés Padilla en su 4x4, en medio de una competencia en carretera destapada en Dapa-Valle del Cauca. 

 

Realizar este deporte es una forma de conocer los alrededores de Colombia, de arribar a donde el turismo colombiano normal no llega. Para José Alejandro Bernal, “es una muy buena opción de divertirse, quitarse el estrés, respirar el aire puro de la naturaleza y estar fuera de la civilización, conociendo otra parte de su país y, en otras ocasiones, del mundo, rincones inexplorados por una gran parte de la sociedad urbana”.

José Alejandro, haciendo una maniobra muy arriesgada en la vía Pico de Loro-Valle del Cauca.  

   Gabriel Acevedo - Ángelica Giraldo - Juan Pablo Vargas

  @gabyhilton30 - @anglicagiraldo8 - @juanpa1674

  nombre de fotógrafos 

 

  Gabriel Acevedo - JUan Pablo Vargas - Sebastián Cabreraobledo