Leé con acento caleño

Jóvenes lectores,

¡Vean! la escritura de esta ciudad debe ser cosa de ustedes. Miren el corredor del laboratorio de la Unidad de Medios, allí encuentran a Andrés Caicedo, un joven representante de nuestra escritura caleña. Por más de lo que haya sido, era un joven escritor, un soñador de las letras; quien ha dejado el legado de su acento caleño.

 

En agosto del 2004, el sueño de ver la escritura de los jóvenes de comunicación social empezó a ser posible en la USC. El director del programa de la época, Alexánder González y yo, nos reunimos a discutir un proyecto de periódico, con la firme intención de fundar un medio que contara con diversos recursos para el aprendizaje del periodismo, un espacio para la expresión y divulgación de las producciones de estudiantes y docentes de la Facultad.
La frase sobresaliente de esa reunión fue: “ser una escuela permanente para los estudiantes, quienes podrán ver publicados allí lo mejor de su producción”.
También se pensó en su orientación, la participación, la periodicidad y el tiraje, el formato y las páginas. Me nombraron director, al profesor Alexánder jefe de redacción, y sólo al final se nos ocurrió pensar en el nombre.
Consultamos a algunos de los estudiantes, pero no había ideas nuevas. Y al concurso del nombre, nadie apareció… ¡oís?
Me imaginé que no había interés por parte de los estudiantes.
En una segunda reunión, yo propuse usar la palabra “tópicos”, por un caprichoso uso del sinónimo de “partes de una obra”.
Al principio no creyeron que era en serio. Sin embargo, la palabra fue aceptada.
Luego, el director añadió la letra “U”, por la “universidad”.
“Utópicos” como utopía. Como el sueño de que los estudiantes pudieran escribir en un medio real.
Se debe a ese interés de ver las producciones de los jóvenes escritores que ha surgido nuestro periódico.
Estoy muy agradecido con quienes han participado y que he podido leer.
Y me honra saber que ha sido dirigido mejor en estos últimos años; yo no lo hubiera hecho mejor.
Esta labor de escribir en Utópicos es una tarea de los jóvenes que quieren ser leídos. Es un privilegio, cosa de ustedes, que espero siga así bajo el entusiasmo de los jóvenes escritores como Caicedo y otros que han dejado huella en esta ciudad.

 

 

 

Luis Armando Muñoz Joven.

  @eljovenarmando 

   Jacobo Rivera