Gabo

"La ética debe acompañar siempre al periodismo, como el zumbido al moscardón"

28 AÑOS DE VIDA LLEVÁNDOLE LA CONTRARIA A LA ESTATURA

El inicio de un amanecer significa el comienzo de nuevos aprendizajes personales y sociales que se enfrenta una persona a lo largo de su vida, un transcurrir de vivencias, tanto como negativas, como el placer de vivir.

Cuando las dificultades aparecen, también se presentan respuestas para superar. Un claro ejemplo, es parte de la población que se ha visto afectada por discapacidades físicas. A las barreras que limitan y hasta imposibilitan las actividades del diario vivir los comentarios y juicios de valor que condicionan la aceptación social, que infortunadamente excluye a los sujetos con problemas físicos.

Mide 1,10 metros de altura pero es debido a gran autonomía en sus palabras y entusiasmo en sus expresiones, Estefany Cortés se define en tres palabras: luchadora, trabajadora y persistente y afirma con orgullo: “no soy una más del montón, yo marco la diferencia ". Su condición es conocida como enanismo.

 

 

 

De acuerdo conFreddy Payán, médico de la Clínica Comfandi de Buga,“el enanismo es una condición donde una persona tiene una talla muy por debajo del promedio para su grupo o sus condiciones de su raza. Las causas de estas anomalías se dividen en dos grupos, el enanismo que viene determinado genéticamente y el enanismo secundario, que surge por un padecimiento antes del nacimiento”.                     Los individuos con talla baja poseen características físicas que los distinguen de la población promedio; desafortunadamente, es motivo de asombro y hasta de perturbación para otros, observar ciertos rasgos diferentes que se salen de los cánones establecidos por la sociedad.

Estefany deja a un lado su aspecto y sus inconvenientes físicos y sobrepone sus intereses de progreso. Desarrolla su vida laboral en un centro médico de Cali, pues estudió para ser auxiliar de enfermería y ha logrado desempeñar su profesión. Por otra parte, en sus actividades como esteticista, recorre Cali prestando servicios a domicilio.

Con tan solo 28 años de edad, la cantidad de situaciones que ha vivido le han dado fortaleza para seguir nutriendo su personalidad y, más aún, “ganar mucha fuerza en mí de que sí puedo hacer las cosas y darle confianza a la gente para que me conozca y sepa que sí soy capaz de hacer bien lo que he estudiado, que puedo desempeñarlo de buena manera”, exclama con valentía Estefany.

Con molestia en sus ojos e inquietud en sus manos, acepta que la discriminación física y verbal también la ha tocado y afirma con contundencia que ha vivido episodios en los que ha sido bruscamente desvalorada por su tamaño, cuando el rechazo se traduce en palabras como “no eres digna, no tienes fuerza o no puedes hacerlo”. Un ejemplo, que en su momento debilitó en gran medida su estado anímico, fue “una vez que me dirigí hacia un colegio a solicitar un cupo y el rector me lo negó por mi estatura, afirmando que yo no era digna de estar en ese colegio, porque no tenía una estatura promedio para pertenecer a la Institución”.

Una de las personas más importantes en su vida es su tía Ofelia Cortés Cardona, quien le ha brindado su compañía incondicional, por supuesto, aparte de Teresa, su madre, que se encuentra fuera del país. Desde sus primeros años de edad, ambas le inculcaron valores como el respeto y el amor propio, pues “a ella no le falta nada, está completica, lo único que le falta es estatura, pero de resto, para mí es una Superhéroe que admiro”, expresa Ofelia.

 

 

Un problema físico no significa impedimento mental. Una reflexión que pone en práctica esta mujer, pues conoce y acepta las dificultades del diario vivir. “No tengo límites y si yo misma no me pongo esas metas, nadie me las puede poner”, añade.

Desde hace tres años, Gladys Bastidas es clienta, y además, amiga de Estefany, considera que los servicios de masajes reductores, post quirúrgicos, relajantes, limpieza facial, plasma, levantamiento de glúteos, mesoterapias y tratamientos inyectables, han sido trabajos que has Me quedé muy satisfecho, identificándome como una chica emprendedora.

Finalmente, y no menos importante, es que su vida se divide en diferentes facetas que, con compromiso, realiza eficazmente. Entre ellas, desde hace más de un año dedica su tiempo a una práctica de parálisis, como medio de distracción pero también en beneficio de su salud: “Mi ayuda para superar mis miedos y ganar más confianza en mí misma”, concluye.

 

 

 Valeria Collazos - Camila Rodríguez