Gabo

"La ética debe acompañar siempre al periodismo, como el zumbido al moscardón"

UN DÍA EN LA VIDA DE UN VIGILANTE CALLEJERO DE VEHÍCULOS

Colombia es considerado uno de los países más “felices” del mundo y su población es amable y muy trabajadora, según lo establece un informe presentado por el Barómetro Global de Felicidad y Esperanza en la Economía. Pero en contraste, la falta de oportunidades laborales ha llevado a muchos colombianos a conseguir recursos económicos a través de diferentes maneras.

 

 
 Siempre sonriente, trabaja durante largas horas. 

 

Una de ellas es el empleo informal o “rebusque”, que para algunos es mejor que trabajar en una empresa, organización o establecimiento.

Es el caso de Miguel Izquierdo, reconocido por su calidez con los visitantes del sector donde cuida carros y motos, en un negocio ubicado en la avenida Roosevelt con 34.

Su padre, Carlos, también era vigilante y les enseñó a él y sus hermanos Diego y Estiven los trucos para consentir a los propietarios de los vehículos y así conseguir una buena propina: ofrecer un buen servicio y que el cliente quede contento: “Lo más importante es ser educado y saludar, las motos y carros deben tener cierta distancia para que no se vayan a rayar entre ellos y ponerles un cartón para que no se calienten con el sol,  así cuando salga el cliente encuentra su motico o carrito en perfectas condiciones para irse”, afirmó Miguel.

Su día como vigilante inicia a las 8 am, pues con sus hermanos tienen acordado horarios de 8 horas por cumplir en la “oficina”. A él le corresponde irse a las 4 pm y así llueva, truene o relampaguee, o la temperatura de la ciudad esté en su máximo nivel, debe estar ahí. No tiene con quién quejarse, simplemente cumple. En este turno llegan 40 motos y 20 carros en promedio y cada conductor paga entre $1.000 y $2.000; esto quiere decir que en el día, Miguel recoge una suma de unos $60.000, que al mes equivaldría a un sueldo de $1’800.000.

Recuadro:

“Colombia es considerado uno de los países más “felices” del mundo, su población es amable y muy trabajadora, así  lo establece un informe presentado por el Barómetro Global de Felicidad y Esperanza en la Economía”.

Fuente:http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/gente/colombia-el-pais-mas-feliz-del-mundo/16471705

 

 

Su gran sueño era tener su propio “ranchito”, educación para sus hijos y un vehículo para transportarse y fue gracias a su trabajo que compró  a “Rojita” una moto obsoleta y vieja que lo ha acompañado durante muchos años. En el 2012 terminó de pagar su casa, ubicada en el barrio el Jardín, y actualmente está haciendo un ahorro programado para costear la universidad de sus dos hijos.

 “Es triste saber que mi oportunidad laboral se da gracias a la inseguridad de la ciudad, la gente no puede dejar mal parqueada sus cositas porque vienen los amigos de lo ajeno y se las llevan, pero lo peor es que esto nunca va a cambiar, Cali seguirá siendo una de las ciudades más inseguras del país y personas como yo seguirán trabajando en esto”, aseguró Miguel.

 Por ahora continuará en este trabajo, quiere terminar el bachillerato e inscribirse en una institución del gobierno para hacer una carrera profesional, pues es tiene claro que la educación es lo único que da el poder de exigir mejores condiciones para todos.

 

 
El buen servicio se destaca. 

 

Destacados:

Los conductores pagan entre $1.000 y $2.000. Al día, Miguel gana unos $60.000, que al mes equivaldría a $1’800.000.

 “Es triste saber que mi oportunidad laboral se da gracias a la inseguridad de la ciudad, la gente no puede dejar mal parqueadas sus cositas porque vienen los amigos de lo ajeno y se las llevan” afirmó Miguel.

 

 Por: Beatriz Giraldo y Salomé Fajardo

  @betty-giraldo @salomefajardo