Gabo

"La ética debe acompañar siempre al periodismo, como el zumbido al moscardón"

Nasa yuwe, un dialecto que no se olvida

Diversidad y multiculturalidad: dialectos indígenas que se niegan a desaparecer.

Colombia se destaca por ser un país multicultural y ampliamente diverso. Entre esta diversidad están los dialectos propios de cada comunidad indígena que se niega a desaparecer y preserva sus costumbres y etnias.

Según un estudio del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, (2005) en Colombia sobreviven 87 grupos indígenas. La mayoría vive en 737 resguardos legalmente constituidos, ubicados en 234 municipios y en 27 departamentos.

Uno de quienes buscan preservar su dialecto es Wilinton Tumbo, oriundo de la vereda El Cajón, zona montañosa del municipio de Florida (Valle). Él es docente de la única escuela de nivel superior, donde se acoge a niños y jóvenes de siete veredas. Tumbo es el profesor que enseña la lengua Nasa Yuwe.

“Me siento feliz con la vida que llevo, trasmitir mis conocimientos es lo mejor que les puedo aportar a los niños. Mi objetivo es lograr que la lengua Nasa Yuwe nunca muera, pues esta ha prevalecido por muchos años. A veces temo que los avances tecnológicos, los medios de entretenimiento, entre otros, cautiven la atención de los niños y no sigan con sus tradiciones. Debido a esto, me he capacitado en diferentes lugares del país, aprendiendo a ser más didáctico y conociendo sobre las nuevas tecnologías, para aprovecharlas como herramienta de enseñanza y lograr así que los niños no dejen atrás el legado que los identifica”, afirma Tumbo.

 

Yhader no solamente es estudiante, también se dedica al cuidado de los animales de su resguardo.

 

Una ley que protege las lenguas nativas

Durante el 2010 y bajo el mandato del entonces presidente Juan Manuel Santos, se creó la ley 1381, o Ley de lenguas nativas, que reconoce, fomenta y protege el uso y la preservación de las lenguas de los grupos étnicos de Colombia; además, se reconocen sus derechos lingüísticos y los de sus hablantes.

De acuerdo con la ley, ningún hablante de lenguas nativas podrá ser discriminado, a causa del uso, trasmisión o enseñanza de su lengua.

Se debe tener en cuenta que: “las lenguas nativas de Colombia constituyen parte integrante del patrimonio cultural e inmaterial de los pueblos que las hablan, y demandan por lo tanto una atención particular del Estado y de los poderes públicos para su protección y fortalecimiento”.

Yhader es uno de los mejores estudiantes del colegio, le gusta llegar puntual y colaborar en todas las actividades.

 

Los niños y las lenguas nativas

Yhader Dxien, de tan solo 12 años de edad, comenzó a desarrollar y fortalecer su segundo idioma, desde los 5, de la mano de su padre, del profesor Tumbo, y así lo demuestra, hablando en nasa yuwe: “De la mano de mi Tatawala (abuelo), me levanto todos los días con el dulce llamado de mi uma (madre), que al levantarme me dice Maukue pete (buenos días)”. Es un jovencito apasionado por salir adelante, que para llegar a su colegio debe cruzar el río Santa Bárbara, que no tiene puente, sino solo un par de guaduas viejas con unos alambres. Allí, todos los días, los jóvenes estudiantes se juegan sus vidas.

“Siento mucha alegría al llegar al colegio, para mí no es un obstáculo pasar el río y caminar por mucho tiempo, me gusta mucho cuidar los animales y estudiarlos, una de mis pasiones es ser de los mejores veterinarios y continuar con el trabajo de mi padre, que es pasar el nasa yuwe por generaciones sin dejar que nadie se olvide de las tradiciones”, asegura Yhadier.

Roosevelt Carvajal, licenciado en ciencias sociales, con especialidad en lenguas nativas, explica que la decadencia lingüística, como parte de la pérdida de las raíces culturales, puede deberse a que “estamos tomando unas figuras que no son propias; por ejemplo, la palabra gobernador es exógena, no es endógena. Nosotros lo que tomamos es una figura, mi comunidad indígena tomó la figura de cacique, porque fue la primera figura. Cuando los españoles llegaron, encontraron a los compañeros indígenas y los vieron organizados en confederaciones que tenían como eje central el cacicazgo, manejado legendariamente por el cacique. Los nasas son un grupo étnico que pertenece a los muiscas, en Colombia hay aproximadamente 105 grupos étnicos y 63 idiomas propios”, afirma, actualizando, según sus estudios, las cifras del Dane.

Para las comunidades ancestrales, preservar las lenguas nativas garantiza la cultura de un país que busca el respeto por la diversidad y la autenticidad de sus pobladores.

 Jean Pierre Valencia / José Cuéllar Mejía 

   @jeanpi_tv / @josehcm gorjeo 

 

otgrafs

del instraga