Gabo

"La ética debe acompañar siempre al periodismo, como el zumbido al moscardón"

Centennials que navegan en la literatura

Qué peligro andar en el mundo

Tanto que puede dejarte ciego

Te hace perder la cordura y lamentablemente me he perdido en ella…

Pérdida en cuatro paredes, etiquetas costosas o una botella de tequila

Olvidé mi origen y perdí la esencia descartando que me sembró un campesino

Con sus manos tiernas y a la vez corroñosas

Llagas y callos que la tierra le brindaba por darle vida

En un tono de voz muy grueso para su edad, la centennial Nicole Guzmán recita con sutiliza y carisma cada palabra. Junto con ellas, el mar, además de develar sus más grandes misterios, rumora sus más profundos secretos; pues aunque ella asegura que las pronuncia con el acento típico del centro del Valle, el público vuela hacia algo totalmente lejano.

Nacidos a finales de los 90 y a inicios del siglo XXI, los centennials son los verdaderos nativos digitales, la primera generación que no conoce un mundo sin Internet, ni redes sociales como Facebook, YouTube e Instagram. 

Su estilo de vida es más sencillo, contrario a otras generaciones, que tienen grandes ambiciones y sueños. Por eso, la mayor parte de la sociedad considera que los centennials son una generación sedentaria y poco entusiasta.

“Defienden la privacidad haciendo uso moderado de las redes sociales; son más pragmáticos y menos idealistas que otras generaciones; tienden a asociar el éxito al prestigio social y se enfrentan regularmente a trastornos como dependencia, aislamiento, ansiedad, trastorno psicosocial y automedicación”, asegurala psicólogaMarlen Ortiz.

 

LiberTienda (Bar – Café)  es frecuentada por familias, adultos y jóvenes. (Foto extraída del perfil de Instagram @poetryslamcali).

 

Que me sembró

Y junto al sonido de su guitarra y poesía

En luna llena florecí de un árbol

Fui su árbol más preciado

Plantada junto a él

Podía ver cómo era el amor y cuan enamorado estaba de mí

No es tímida como muchos de su generación. Incluso, cuando pronuncia la palabra “enamorado”, su cara dibuja una dulce sonrisa, que expresa ternura y hace juego con su densa y clara cabellera.

Los centennials son, por lo general, solitarios, introvertidos y hasta desinteresados, debido a la influencia constante de la tecnología en sus comportamientos; “otra de sus características sería el sentido de la inmediatez y, por último, el ejercicio de la formación global y su conexión directa en cómo se construye el mundo a partir de las imágenes”, expresa Diana Patricia Quinayá, socióloga y docente en la USC.

Debido a esto, poco se habla de sus potenciales y aptitudes;con el paso de los años, esta generación ha ido creciendo y comienza a demostrar capacidades, y no sólo su apego a la rutina solitaria e interconectada. Gracias a su fácil accesibilidad a la Internet, han sabido fortalecer los conocimientos que en algún momento se les transmitió y sobre los que surgió en ellos un interés particular.

 

“Veo una negación hacia procesos significativos culturales de la sociedad que son de la época antigua, que todavía deben prevalecer, pero también estoy de acuerdo en que las nuevas tecnologías, los aportes que trajo consigo el milenio, pueden fortalecer esos procesos”, afirma Vito Sandoval, literato y docente.

 LiberTienda es un espacio donde, además de encontrar libros y una alimentación cultural, se ofrecen cómics y figuras de colección.

 

Navegar en la cultura

Algunas pasiones desconocidas por la mayoría son las artes y la cultura. Para tratar de fortalecer estos gustos, varios lugares y eventos promueven la participación de centennials en Cali.

Uno de ellos es PoetrySlam, un concurso anual en el que poetas amateurs recitan sus obras. El ganador es premiado con una colección de libros que ofrecen varias editoriales. La LiberTienda (bar-café) impulsa a lectores y escritores, realizando diferentes proyectos; por eso es el escenario de esta competencia.

“Hemos tenido lanzamientos de libros, conferencias, charlas de tesis de diferentes temas, presentaciones y exposiciones de arte, recitales de poesía, conferencias sobre salud, sobre el manejo de niños autistas y el comportamiento humanístico de diferentes autores”, afirma Luisa Fernanda Granada, administradora de LiberTienda.

Este año participaron gran cantidad de jóvenes y adultos en el concurso. Nicole Guzmán, de 17 años, vive en Ginebra, Valle, y vino a Cali para demostrar su pasión.

 

“Fue magnífico, sentía como electricidad en mi cuerpo cuando me senté en ese banquillo a recitar, cuando lo hice me di cuenta que debía hacer eso durante toda mi vida y quería hacerlo, fue lo mejor que pude haber experimentado”, argumentó Nicole.

 

Su mayor pasión es la poesía rítmica; sin embargo, también tiene un ligero encanto hacia la poesía libre.

 

Con este concurso, que llega a todos los caleños, incluyendo a los centennials, las personas con un interés hacia este arte puedan exponer y mostrar su potencial e ir adquiriendo experiencia.

“Es importante difundirlo, porque son formas no convencionales de transmitir la poesía y atraer al público cuyo interés mayoritario no son las artes; y para los poetas, vivir una experiencia distinta que les brinde una apreciación merecida al arte”,indica Pedro Montes, director de los Slams en Cali.

Junto a la distintiva expresividad corporal y verbal de Nicole, su evidente sensibilidad  sale a flote con una asombrosa fluidez.

Creciendo me columpié en sus ramas

Hasta que una fuerte tormenta me alejó de su regazo

Y no volví a bailar al ritmo de su guitarra

Ni volví a dormir al sonido de su canto

Pero dime algo

¿Merecía ser talada?

Sitios como LiberTienda también procuran enfocarse en jóvenes y universitarios, brindando precios asequibles, Además de ingerir alimentos y empaparse de cultura, allí puedan estudiar y hacer plácidamente sus tareas.

 Camilo Serna / Juan Tenorio 

   @juancaser12 / @juan_tenorio_