Gabo

"La ética debe acompañar siempre al periodismo, como el zumbido al moscardón"

Bebidas medicinales, saber ancestral del Pacífico

Curao, tomaseca, vinete, candelazo, entre otras, son algunas de las bebidas que utilizan los habitantes del Pacífico colombiano para curarse desde gripa hasta anemia, gastritis e incluso, tratar principios de cáncer.

“A mí me enseñaron los beneficios de las plantas desde que tenía 8 años, y a partir de ahí me he dedicado a esto”, afirmó Beneranda Ruiz, una mujer reconocida en Buenaventura por llevar en este oficio más de 60 años.

Los ancestros de esa región descubrieron las propiedades curativas de la naturaleza que los rodeaba. Así, comenzaron a tratar sus malestares y, de generación en generación, transmitieron los conocimientos que hoy en día siguen vigentes. 

Muchas personas se han dedicado a la labor de curar a través de las plantas medicinales. Dicen ellas que la vocación es la principal herramienta que se necesita para ejercer este oficio.

 

Doña Beneranda muestra sus bebidas en el evento Encuentro de culturas étnicas, en Buenaventura. 

Proceso y energía

Las bebidas se obtienen gracias a la mezcla de varias plantas que son elegidas según los síntomas del paciente. El tiempo que se dejen fermentando, depende del tipo de bebida que se quiera preparar.

“Por ejemplo, para hacer la tomaseca, yo fermento el guarapo, después lo destilo y le extraigo el viche blanco. Luego, en unas ollas especiales, pongo más o menos cuarenta plantas diferentes junto con el viche. Cuando la bebida coge color y un sabor agrio, es porque ya está lista para envasar”, explicó Ruiz.

Así mismo, quienes se dedican a esto, aseguran que las plantas deben arrancarse a ciertas horas del día, procurando que no estén dormidas. También, deben tratarse con cariño y se debe tener fe en ellas, pues son capaces de absorber la energía de las personas. Todo esto influye para que las plantas liberen sus propiedades de forma eficaz.

 

El oficio de los maestros ancestrales seguirá siendo una tradición en el Pacífico colombiano. 

Medicina tradicional y convencional

Desde los grandes descubrimientos científicos, la medicina tradicional ha gozado de poco reconocimiento en el campo de la ciencia, aunque muchas personas en el Pacífico colombiano siguen creyendo que las bebidas medicinales son un regalo de la naturaleza.

“Mis dos hijos sufrieron de las amígdalas, cuando los llevé al médico me recomendaron que lo mejor era operarlos y así fue. Luego, a mí también me pasó lo mismo, y antes de que me operaran decidí ir a donde doña Lucía. Ella me dijo que por más infectadas que estén las amígdalas, no deben sacarse. Me mandó unas bebidas y nunca más me volvieron a molestar”, así lo testimonia Nancy Klinger, una paciente de Lucía Solís.

A pesar de esto, los maestros ancestrales del Pacífico no desconocen que los médicos realicen una buena labor con sus pacientes y que no deben descartarse sus tratamientos y consejos.

“Reconozco lo que hace la ciencia porque tiene autonomía. Yo no estoy en contra de ella, porque los científicos también han descubierto cosas muy buenas. Pero ellos tampoco pueden desconocer que, antes de la ciencia, existía otra alternativa medicinal que salvaba vidas”, comentó Solís.

Las bebidas que prepara Lucía Solís han ayudado a muchas personas con sus molestias. 

De cierta manera, algunos médicos convencionales discrepan de las propiedades altamente curativas de las plantas y expresan su opinión sobre los saberes tradicionales. “Creo que se deben hacer más estudios e investigaciones que corroboren que esas plantas hacen lo que dicen, porque hay que recordar que el mismo cuerpo intenta aliviarse. Es algo así como los placebos, que realmente no contienen ninguna propiedad curativa, pero hay gente que se alivia con eso por la fe que le ponen”, afirmó Andrés Cardona, médico general, quién trabaja hace dos años en Buenaventura.

A pesar de la diversidad de opiniones alrededor del tema, es posible afirmar que ambas medicinas han evolucionado y son eficaces para salvar las vidas de muchas personas.

 Andrea Domínguez / Valeria Gómez 

   @adt_04 / @valeria21298