Gabo

"La ética debe acompañar siempre al periodismo, como el zumbido al moscardón"

CALI, ESCENARIO DE CRECIENTE INSEGURIDAD.

Meses atrás, las medidas de confinamiento en Cali parecieron influir en la disminución de los robos y homicidios, dándose así una reducción considerable de la violencia.

Así lo confirmó la Fundación Ideas para la Paz (FIP), que hizo un análisis sobre el comportamiento delictivo en el país durante el aislamiento obligatorio. El documento plantea una comparación del periodo comprendido entre enero y mayo de los últimos cinco años, indicando así que el hurto, en especial a los ciudadanos, se redujo en un 67,7%.

Sin embargo, la crisis derivada de la pandemia llevó a la ciudadanía al rebusque y a la informalidad. Según el último reporte del DANE (diciembre de 2019 a febrero de 2020), se registraba un aumento del empleo informal, pero este, debido a la situación mencionada, pasó de 47,5% a 50,7% entre mayo y julio; es decir, 3,2 puntos porcentuales más.

Utópicos Semanal habló con Luz Carime Giraldo Mena, ahora vendedora informal, quien a raíz de la pandemia se quedó sin empleo, viéndose obligada a ofrecer tapabocas y gel en las calles. “Yo antes trabajaba en un centro recreacional, que cerró por el COVID y decidí poner mi negocio. Como no hay gran cantidad de personas en las calles, las ventas son muy bajas. También, la inseguridad debido a la soledad de las calles, pero trato de cuidarme porque tengo hijos pequeños en casa y no puedo quedarme sin trabajar”, afirmó. 

 

Soledad de una de las calles de la ciudad.

 

A su vez, Brayan Stiven Chávez, guarda de seguridad del edificio La Novena, quien hace un par de semanas evidenció un caso de inseguridad. Narró que “siendo las 7 de la noche,  transitaban muy pocas personas en las calles del lugar, pasó un joven con su dispositivo móvil y 2 hombres en motos se bajaron, lo sometieron contra la pared y empezaron a golpearlo para que entregara las pertenencias”. La víctima logró arrojar su celular, pero fue golpeado en repetidas ocasiones, hasta que Chávez salió a auxiliarlo y los delincuentes huyeron. Afortunadamente, el joven salió ileso e incluso pudo recoger su teléfono, que estaba en la acera. (https://www.facebook.com/1643724735891720/videos/772427076842379)

 

 

Chávez explica que lo que ahora hace, debido al aumento de la inseguridad en los últimos días en Cali es que “en cada turno estoy muy atento, siguiendo todas las medidas de seguridad, brindando el acompañamiento a la ciudadanía y, de la misma manera, poder disuadir al bandido.” expresó Chávez. 

De acuerdo con la Policía Nacional Metropolitana de Cali, 6 personas fueron asesinadas el sábado 5 de septiembre. A esto se suman los 9 homicidios registrados el domingo y 4 en la madrugada del lunes, para un total de 19 asesinatos. Uno de ellos fue el de Claudia Lorena Mosquera, de 30 años, asesinada por su propio padre, quien fue capturado. 

 

Policía Nacional logró capturar a una banda criminal en Santiago de Cali. (Foto: Comunicaciones estratégicas de la Policía Metropolitana Santiago de Cali)

 

Ante los hechos reportados, el secretario de Seguridad y Justicia de Cali, Carlos Rojas, afirmó, en declaraciones al periódico El País, que las causas principales son venganzas e intolerancia ciudadana y se refirió al fin de semana mencionado: “Fue desbordado en muchos sentidos, este tema del homicidio fue bastante complejo. Tuvimos 19 asesinatos reportados, en su mayoría son muertes violentas que tienen que ver con vendettas y ajustes de cuentas. Las estructuras criminales de Cali tienen un afán de retornar a sus actividades cotidianas de crimen en la ciudad; fue un fin de semana muy complicado”.

Sobre cómo se intentará devolver la tranquilidad a los caleños, Rojas agregó que “no vamos a bajar la guardia, vamos a continuar con los operativos, con las capturas y con los procesos de judicialización ejemplar a personas que tienen, por vocación, dedicarse al crimen en la capital del Valle”. 

 

 

Camila Echeverry Morales   -   Stephany Perez Rios 

 @camilaecheverry376   -   @Rsheiny