Gabo

"La ética debe acompañar siempre al periodismo, como el zumbido al moscardón"

Futbolista portejadeño en Estados Unidos

“No importa la edad, importan las ganas de salir adelante”: Francisco Ramos 

Puerto Tejada, catalogado como un municipio de alta violencia, también genera a diario seres humanos con talentos y gran sentido de superación.

Es el caso del delantero Francisco Javier Ramos Pungo, un joven que a sus 20 años  se destaca por ser buen futbolista, llevando en su diario vivir una mochila llena de luchas, esfuerzo y dedicación hacia su profesión.

A los 5 años empezó a jugar con sus amigos en las amplias calles de su natal ciudad, en el barrio Luis A. Robles. Para cualquier niño de su edad eran momentos de diversión, pero lo que no imaginó fue que esos episodios de su vida  serían la semilla de un gran fruto.

Sus padres, Ana Julia Pungo y Francisco Javier Ramos, que siempre lo han apoyado, vieron las habilidades que estaba desarrollando y decidieron comprarle su primer par de guayos. “No me aguanté hasta ir a una cancha y poder utilizarlos, me los puse y salí a jugar afuera de mi casa con mis amigos”, expresó el talentoso  jugador con voz aguda, llena de amor hacia ellos.

Francisco Ramos Junto a sus padres, Ana Julia y Francisco Javier.

Las pelotas y las canchas eran la inspiración de Ramos, un niño que apenas estaba empezando a vivir y ya tenía trazado lo que quería ser cuando grande; sus padres se mantuvieron firmes en este gran propósito: “Él siempre jugaba con ladrillos poniéndolos como marca en una cancha improvisada y cuando terminaba de jugar, era el único que guardaba sus ladrillos debajo de la cama”, exclamó su  progenitor.  

Ha sido un recorrido lleno de obstáculos, pero también de victorias y satisfacciones, Desde los 6 años de edad, Francisco ha estado en centros deportivos como la Escuela Fundación Propal; la escuela de Incauca, (sede Puerto Tejada), donde ganó muchos torneos y se destacó como goleador. En ambas, estuvo bajo la dirección del Profesor Andrés Felipe Vidal.

Por cierto, Ramos cree que Vidal ha sido como un padre para él, por todo el apoyo que le brindó durante su crecimiento, como niño y como jugador, “A él le debo gran parte de lo que soy como persona y futbolista”, señaló.

A los 14 años dio el salto a la Escuela Deportiva Carlos Sarmiento Lora, allí duro 3 años, con buenas actuaciones, bajo la dirección de Carlos Alberto Liloy, Ronald Castaño y Alexander Cortázar, con quienes estableció muy buenas relaciones. 

Un día cualquiera se encontraba en un entrenamiento pero, sin darse cuenta, verdaderamente era una práctica de prueba: lo analizaban otros empresarios, como Álvaro Muñoz Castro, quien lo vio jugando, le gustaron sus condiciones futbolísticas y se lo llevó -el 27 de enero del 2017- al equipo Houston Dynamo, de los Estados Unidos, donde se encuentra actualmente.

Equipo Houston Dynamo: Es el décimo más poderoso económicamente de Estados Unidos. Su sede es Houston, Texas.

 

Para Francisco, este fue uno de los momentos más importante de su vida en el futbol junto con el debut como profesional en este equipo, hechos que lo marcaron para siempre.

Esta noticia fue de gran felicidad para sus padres y allegados, “fue un poco duro despedir a nuestro hijo para los Estados Unidos, pero ya estábamos preparados para eso, porque es la ley de la vida, algún día tienen que irse”, sostuvo Ana Julia, su madre.

Francisco es un ejemplo de la juventud portejadeña. A pesar de que otros muchachos del municipio no han contado con su misma suerte, él se ha convertido en un joven influyente para la sociedad, demostrando con cada paso que da, que la disciplina es el principal instrumento para cumplir los sueños.

Mantenerse en las metas no es fácil, porque siempre van a existir tribulaciones que se tienen que afrontar y derribar. Por eso, levantarse cada mañana con la motivación y el esfuerzo de lograr los objetivos es una de las rutinas de Ramos.

“Francisco tiene algo que no tienen todos los jugadores en el mundo, ser un delantero zurdo; tiene una talla para la edad que es europea, tiene ya un bagaje, una hoja de vida pesada”, manifestó Andrés Vidal, profesor de la Escuela Incauca.

Futbolista porteño, defiende los colores del en los Estados Unidos.

Además del fútbol, a Ramos también le apasionan los números y le gusta la ingeniería de sistemas, y no descarta algún día ir a la universidad y ser todo un profesional.

Pero no solo es una persona enfocada en sus metas, ha sido centrado en sus amistades, su entorno y su pueblo, sueña con cumplir todos sus objetivos, sacar a adelante a su familia y poder llegar a un club más grande.

Francisco es hincha del América y le gustaría algún día estar en el equipo, pero va más allá, sueña con la primer liga europea o en la liga española.

Con todos esos ejemplos, Francisco motiva a la comunidad a salir adelante, “vale la pena luchar por los sueños, el que persevera alcanza, yo soy un ejemplo de eso, y al final es muy gratificante la recompensa”, finaliza el delantero.Su ídolo es su coterráneo Adrián Ramos, se identifica mucho con su personalidad. Y en Europa, es Robert Lewandowski, delantero del -Club Bayern München, en quien ve a una persona centrada, humilde, comprometida y, sobre todo, muy buena con el balón.

 Valeria Hernández 

 @valeriaSHC