UN PORTAL A LA VIDA

Durante cuatro días, el estudiante de ingeniería Brian Uriel Pineda de 21 años de edad, hace un altar en la sala de su casa con las fotos de sus abuelos Ana Cristina Escamilla y Roberto Pérez Campuzano, “mi tía, mi prima y yo les armamos el Sagrario con fotografías suyas, la virgen y un Cristo”, comentó Pineda.

El día de los muertos, es una tradición mexicana que se celebra desde el día treinta de octubre hasta el dos de noviembre cada año, “es muy extraño que durante esos días la mayoría de los mexicanos lo único que quieran comer sea pan de muerto”, enfatizó Lina Marcela Cea, una colombiana que hizo parte de esta festividad. Dicho pan azucarado es tradicional en México, algunos contienen diferente relleno y en la parte de arriba llevan figuras de hueso, este sustento es preparado en los días ya mencionados como honor hacia los fallecidos.

 

Los Pérez eran personas muy católicas, es por eso que se les pone la virgen justo en el centro del sagrario.

 

Esta conmemoración se realiza en manera de altar en cementerios, casas e industrias y en las calles de México. En casa de Brian Uriel cada miembro de la familia disfruta de la compañía del otro, recuerdan viejos momentos con los difuntos mientras comen arroz de leche, mole o calabaza dulce y beben cerveza, tequila, mezcal, café, atole o hapurrado; todo dependiendo del gusto de cada uno, “es muy bonita esta fecha, cada año espero con ansias su llegada”, declaró el estudiante.

En el altar que realizan los Pérez, se le pone a los difuntos pan de muerto, bastante fruta (de cualquier tipo), las fotos del señor y la señora Pérez, las comidas y bebidas que ellos preferían en vida, café, agua, incienso y se les adorna un camino con flores de ‘cempasúchil' desde la puerta de entrada de la casa hasta el sitio donde se encuentra el sagrario. “El altar lo ponemos en la sala porque es un lugar amplio y el objetivo es recordarlos con cariño; por ende, les ponemos las ofrendas como muestra de agradecimiento”, dijo Pineda.

 

 

La empresa Nissan les hace cada año un altar a los difuntos trabajadores.

“Mi abuelo murió hace diez años aproximadamente y aún se le pone un altar junto al de mi abuela año tras año luego de su muerte”, destacó el estudiante. Se creería que la gran mayoría de las familias mexicanas son fieles a esta celebración; sin embargo, no son muchas las que rinden homenaje a sus familiares cada año, algunas lo hacen una vez luego del fallecimiento y otras no lo celebran “todo depende de cada familia y de la región donde se encuentren”, agregó Noé González Santamaría.

Los muertos siempre tendrán una puerta abierta para regresar mientras sean recordados y el altar es la entrada, “para los mexicanos es una celebración sagrada porque creen que las personas que mueren nunca se van del todo”, indicó Cea.

 

 

Uriel Pineda se maquilla alusivo a la celebración

 

En la tradicional festividad, quien quiere se viste referente a ese día, los hombres como Catrín con traje y zapatos elegantes al igual que las mujeres de Catrina, de manera muy refinada. Todo va muy enlazado al reconocido día de ‘Halloween’ donde algunos niños deciden disfrazarse como Catrines para salir a pedir ‘calaveritas’.

Según algunos mexicanos, el día de muertos es una celebración donde se burlan de la misma muerte. Para Uriel y su familia no lo es, “no nos burlamos, simplemente pensamos que pasaron a mejor vida y que están disfrutando y descansando en paz, eso es lo que celebramos”.

De esta manera representan a los muertos en México, siempre de manera muy colorida. Tomada de: Boudoir de Maquiagem.

 

Desde el punto de vista sociológico, Héctor Rosales afirmó que en cierta parte es una negación a la muerte causada por la violencia del estado, del narcotráfico y otros delitos. “En cierta parte es un motivo de superación a la muerte, pero tenemos una manera distinta de vivirlo; al menos esos días. Es una mezcla en el esquema de percepción que nos remiten a otras formas de relacionarnos con leyendas y cuentos”.

 

Material realizado para la representación del día de muertos.

 Daniela Narváez Cantillo. 

@Jidanarvaez