Avances de GICOVI Encuentro Nacional e Internacional de Investigación en la Universidad Santiago de Cali

Los proyectos de investigación del Grupo Gicovi de la USC  ‘Discursos machistas en el marco de la violencia intrafamiliar’, ‘Víctimas del paramilitarismo en Nariño’, ‘La violencia entre niños en el contexto de la primaria’ y ‘Víctimas de ataques perpetrados con ácido’ fueron presentados en el Encuentro Nacional e Internacional de semilleros de investigación, celebrado en Santiago de Cali.

Por: Ana María Serna This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. 

Laura Vanessa Angulo This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Los proyectos de investigación del Grupo Gicovi de la USC  ‘Discursos machistas en el marco de la violencia intrafamiliar’, ‘Víctimas del paramilitarismo en Nariño’, ‘La violencia entre niños en el contexto de la primaria’ y ‘Víctimas de ataques perpetrados con ácido’ fueron presentados en el Encuentro Nacional e Internacional de semilleros de investigación, celebrado en Santiago de Cali.

Durante el evento, que se realizó en la sede principal de la Universidad Santiago de Cali,  se reunieron 18 nodos a nivel departamental, con un registro de 2.583 proyectos  y participaron 800 semilleros de investigación.

Gicovi  es un  grupo de investigación en comunicación y violencia, liderado por el docente José Fernelly Domínguez de la USC. De él forma parte un semillero, que tuvo protagonismo en este escenario, en el que se presentaron resultados que han sido producto de esfuerzo, entusiasmo y pasión por la investigación; todos con la finalidad de aportarle al sueño de una sociedad mejor.

Lorena Calapsú, joven investigadora y comunicadora social de la USC, expresa que “la experiencia ha sido muy enriquecedora; en primer lugar tuvimos la oportunidad de presentarnos en el simposio internacional, recordando la experiencia que recoge ya 15 años de formar comunicadores en el Semillero Gicovi, el viernes se presentaron cuatro de los estudiantes ante pares nacionales, fueron muy bien evaluados y calificados, eso demuestra que tenemos un nivel muy importante desde el punto de vista académico, nuestros proyectos de investigación están apuntándole a la reconstrucción de un tejido social que se ha visto afectado, por muchos años, por el fenómeno de la violencia”.

Por otro lado, Felipe Maya, estudiante de sexto semestre de Comunicación Social e integrante de Gicovi, afirmó: “participar en el Encuentro Nacional fue muy motivante, porque esto ha sido un proceso, los trabajos han tenido que pasar por un encuentro Interno departamental, hasta tener un aval para llegar al encuentro nacional, eso significa que se están haciendo bien las cosas y es un aspecto que impulsa a continuar elaborando el trabajo, hasta finalizarlo.

“Estoy en el Semillero de Investigación desde segundo semestre, el proceso ha sido muy bueno porque no solo te están ayudando con tu proyecto de investigación, sino que te educan para ser una buena persona y reaccionar a las diferentes situaciones que se pueden presentar en el campo laboral, también en el ámbito académico, donde aprendes a  trabajar en grupo. En la ponencia me sentí muy bien, ha sido algo que se ha ido preparando previamente, se ha investigado a fondo, el proyecto sobre los ataques con ácido lo presenté con la mayor profundidad y precisión posible”, aseguró Natalia Arias, estudiante e integrante de Gicovi.

La Secretaria de Red Colsi en Bogotá, Milena Roncancio, agregó: “los proyectos que obtienen una evaluación meritoria pueden participar en el sorteo para los encuentros internacionales, es otra oportunidad para seguir divulgando el conocimiento en otros escenarios en los cuales va a aportar desde el punto de vista cultural y formativo en términos de lo académico y lo que sigue es lograr que se terminen los proyectos de investigación, es un reto tanto para la red como para las universidades, a eso le estamos apuntando”

 XVIII Encuentro Nacional y XII Internacional de Semilleros de Investigación /foto cortesía profesor Edward Ordóñez