Este año se exhibirán los dos cortometrajes realizados por estudiantes del III Diplomado de Producción Internacional en Contenidos Audiovisuales para Público Infantil.

PAOLA CÓRDOBA

@Paocordobaos

22 estudiantes de diferentes partes del país y del exterior se aprestan a terminar el Diplomado de Producción Internacional en Contenidos Audiovisuales para Público Infantil ofrecido por la Universidad Santiago de Cali, con participación del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico (FDC), entidad gubernamental que donó becas equivalentes al 70% d valor de la matrícula.

“ La USC es la única en el país que oferta cada año el Diplomado de Producción Internacional en Contenidos Audiovisuales para Público Infantil.”.

El Diplomado comenzó el pasado 20 de abril. Los docentes que hicieron parte del proceso fueron, entre otros, Stephanie Ruckoldt (Alemania), Jacqueline Sánchez Carrero (España), Enrique Martínez (España), Cielo Salviolo (Argentina), Aldana Duhalde (Argentina),Jan-Willem Bult (Holanda), Esperanza Astroz y Yamile Sandoval, docente del Programa de Comunicación Social de la USC.

Fueron cuatro módulos en los cuales se desarrollaron diferentes actividades académicas, entre ellas el estudio sobre las diferentes etapas de desarrollo psicosocial del niño, cómo usar el lenguaje audiovisual y cómo crear una estética adecuada para él público infantil, el desarrollo del guión para crear historias divertidas para niños y la realización de cortometrajes.

Al cumplir con el tercer módulo crearon dos historias que surgieron de los grupos focales realizados con niños, quienes desarrollaron plenamente su imaginación. Cada historia se recreó un corto de siete minutos de duración.

Uno de ellos se llama Kiara y es protagonizado por Loren Sofía Díaz, una niña de 11 años estudiante de teatro en Bellas Artes, y por el actor Guillermo Piedrahita, más conocido como “El vivo bobo”.
El argumento fue inspiración de Manuela Alarcón, una de las niñas que participó en los grupos focales. Cuenta la vida de Kiara, una pequeña que le teme a la oscuridad, pero logra superar el miedo con la ayuda del abuelo, quien la incita a imaginar.

El segundo corto, llamado Doolfo, es protagonizado por Mateo Jaramillo (Doolfo), Sofía Montoya (Susana), Juan Alberto Echeverry (Samuel) y Cristian Cárdenas (el padre de Doolfo).
Trata de un zombi inseguro que es guiado por su deseo de ser parte del mundo de los humanos y descubre el valor de aceptarse a sí mismo con la ayuda de sus oponentes.
Se prevé la participación de estas películas en diferentes festivales, dentro y fuera del país.