El próximo filme estadounidense que hace parte del cine romántico musical es “Aladdin”. 

Se trata de una adaptación del clásico animado homónimo de 1992, producido por Disney. La versión de 2019 no es hecha con técnicas de dibujo animado tradicional, la actúan artistas reales como el dos veces nominado a los premios Oscar Will Smith. La trama gira entorno a un joven criminal, que se enamora de una princesa y con la ayuda de un genio que vive en una lámpara, logra hacer realidad sus sueños de amor y riqueza. La historia es un cuento de hadas árabe, que en la actualidad funciona tanto para la primera generación de fanáticos, como para la próxima.