Petecuy La película, un Instrumento de Desarrollo Social

Por Marisol Jordán Tróchez

Una vez más, el séptimo arte fue una herramienta para contribuir a la tan anhelada paz. Esta vez, se trató de una historia de la vida real y con personajes reales del nor-oriente de Cali: el Barrio Petecuy primera etapa.


Esta producción de cine social fue musicalizada con la típica salsa caleña, narrada con un género de comedia negra. Cuenta la historia de un director de cine y periodista que busca historias de vida y retazos de realidad para crear una obra maestra. Es protagonizada por César Mora, acompañado de un gran elenco y más de doce actores naturales.


Por medio de este arte cinematográfico se logró reintegrar socialmente a jóvenes en situación de vulnerabilidad, que presentaban conflictos con la ley, para así restaurar la paz del sector. Se creó cultura resignificando algunos paradigmas sociales y abriendo un espacio a la catarsis para poder entender otras realidades, según afirma su director, Óscar Hincapié.


El principal objetivo de esta producción cinematográfica fue realizar trabajo social. Muchas personas de la comunidad encontraron trabajo y desempeñaron funciones en áreas que nunca imaginaron. Se hizo con la gente del barrio, residentes de allí conformaron el equipo de producción del largometraje. Actores, productores, escenógrafos, cantantes, bailarines, cocineros, carpinteros, fueron algunas de las oportunidades laborales que encontraron los habitantes de este lugar. Otros hallaron un espacio para la expresión, convirtiendo a la película Petecuy en una apuesta a la inclusión.


En 2006, Oscar Hincapié se encontraba documentando información para un reportaje sobre el proceso de paz en las pandillas. Todas las historias que encontró y los personajes transformaron su objetivo en una obra audiovisual de la gran pantalla. Esta mezcla de realidad y ficción llevó a Oscar a convertirse no sólo en director de cine, sino en el líder de un proyecto que salvó vidas a través del arte.


Paralelamente al trabajo de guión y la preproducción, se realizaron talleres de actuación, baile y expresión corporal. Los asistentes fueron los pandilleros del barrio. Estas actividades tuvieron un gran impacto en la comunidad, la disminución de muertes y peleas entre pandillas fue el gran resultado de este trabajo social.


Después de ocho años de arduo trabajo se cristalizó el sueño de Oscar y el de toda una colectividad. Esta interesante propuesta contó con el apoyo de varias organizaciones, entre ellas la ONU, razón por la cual, este film abrió la gala de la paz en el FICCI 2014. 

 

 Destacados:

1. Cuenta las vivencias de un director de cine y periodista que busca historias de vida.
2. Petecuy fue una apuesta a la inclusión.
3. Oscar Hincapié, el director que salvó vidas a través del arte.

.