colombia,

  • Uribe pondrá como si fuese el presidente, las condiciones de cualquier desbloqueo. Santos, como si no fuese el presidente, tendrá que aceptarlas la mayoría de las condiciones. No importa que fuesen inamovibles en los acuerdos fallidos de La Habana. Santos será ahora no el Jefe de Estado, será el negociador principal de Uribe ante las FARC… triste y vergonzoso, pero cierto.

  • Empezó en el mundo del pajareo por la curiosidad de saber qué hacía su padre en las mañanas y cómo lograba una conexión mágica con las aves.

    Al comienzo, Juan David Camacho desconocía el hobbie de su papá, Luis Eduardo, hasta que un díale preguntó sobre sus salidas misteriosas. Fue cuando él decidió llevarlo a que conociera lo que tanto le apasionaba: el avistamiento de aves en las estribaciones de la cordillera occidental.

    • Es un niño muy apasionado y espera cumplir todos sus sueños junto a sus padres, que siempre lo apoyan

    En la inmensidad del territorio colombiano viven en armonía con la naturaleza 1.876 especies de aves. Gracias a su biodiversidad y a las riquezas naturales, en el país ha surgido una pasión por las aves que circundan sus cielos

    Juan David es muy pequeño, pero ya es ornitólogo. Tiene nueve años, estudia en el colegio Freinet de Cali y es hijo de Ángela Márquez, abogada, y Luis Eduardo Camacho, técnico en sistemas.

     

    Sus padres siempre apoyan a Juan David.

    De esa primera curiosidad han pasado ya tres años, en los que ha visitado lugares maravillosos que ha logrado capturar con su lente. Además, atesora en su memoria esos momentos, como si todo hubiese sido ayer. Las hermosas fotografías que captura son logradas con paciencia y con mucha dedicación.

    Un encuentro con el joven ornitólogo

    Para poder hablar con Juan David, primero teníamos que dirigirnos a sus padres. Luis Eduardo es un hombre amable, que explica con orgullo: “me siento muy feliz de compartir con Juan David, y más poderle enseñar que con la naturaleza se convive  y hay que preservarla”. Después de autorizada la conversación con el niño, vino la sorpresa, por la naturalidad con la que Juan David empezó a hablar acerca de su actividad favorita.

    Nombre en español: Calzoncitos Áureo, Nombre en inglés: Golden-breasted Puffleg – Nombre científico: Eriocnemis mosquera 

    Su gran sueño es ser un ornitólogo profesional, por su gran experiencia con las aves. Lo que más le atrae son sus colores, y explica que sirven para reconocer si es hembra o macho.

    El nacimiento de esta pasión fue en Anchicayá; luego sus padres le regalaron una cámara que estrenó en la Laguna de Sonso, en tierra plana del centro del Valle del Cauca. Generalmente sale una vez al mes con los amigos de su papá a hacer avistamientos y si se puede, cada ocho días con sus padres, que son sus verdaderos compañeros de aventura.

     

    • Su padre lo inspiró en un avistamiento en Anchicayá, cuando tenía seis años.

    Juan David siempre se adelanta al grupo de pajareros, pues dice que así, siempre logra las mejores fotos. A su ave favorita, el Quetzal Crestado, solo la ha visto una vez y fue en Chicoral.

    Para aprender cada vez más, tiene varios libros y folletos en su colección, por si tiene alguna duda. Uno de sus preferidos es el de Rodrigo Gaviria, ‘Las Hermosas Aves de Colombia’.

    Entre sus planes para este 2018 está conocer el Nevado del Ruiz, donde cree que podrá disfrutar mucho, pues “lo bonito es observar que las aves no solo son pájaros que vuelan, es algo más”.

    Juan David ha asistido a muchos eventos, como al Colombia Birdfair, en el que ha participado dos veces; también a congresos, como el de Manizales. En la pasada Feria Internacional de las Aves Birdfair2018, presentó su conferencia “Tres años de pasión por las aves”. Su corta edad,  acompañada de tan notable profesionalismo, causó gran curiosidad. Durante una hora, Juan David tuvo un manejo del público eficiente y se percibió su comodidad y seguridad al hablar sobre su experiencia.

    Un día de pajareo

    Después de este encuentro, quedamos en que nos invitarían un día a pajarear y verlo en acción. Sabíamos que nos estábamos adentrando a un mundo totalmente desconocido, pero de la mano de Juan David podríamos descubrir de forma más divertida el mundo de las aves.

     

     

    Juan David no se separa de su cámara, listo para captar las aves.

    Pasaron casi 20 días y Luis, padre del niño, nos Invitó al kilómetro 18, donde iban a hacer un avistamiento de colibríes. El destino era la finca de doña Olga, amante de las aves, y don Chucho, ganadero de profesión, quienes muy amablemente recibieron a los visitantes con un delicioso café y tostadas de ajo. Ya en terreno, Juan David estaba muy feliz con su cámara, tomando fotos a todos los colibríes que se acercaban a los comederos que han adecuado para todas las aves que se acercan a la finca. En esta se respira paz y armonía.

    • Juan David espera fotografiar al Cóndor de los Andes.

    La familia Camacho Márquez, durante un avistamiento de aves.  

    Juan David sabe que este es un día normal y que pasarán muchos más antes de que pueda cumplir con el que, considera, es el sueño de su vida: ver el Cóndor de los Andes: “Hay que apurarse, porque quedan muy pocos individuos en Colombia”, remata.

     

     Daniela Gòmez-Angie Cuellar

    @anigoca-@vanessacuellar17

     

     

     Juan David Camacho-Daniela Gòmez-Vanessa Cuellar

  • "La gente está retornando desde otros municipios, regresando a sus antiguos hogares e incluso reuniéndose en sus seres queridos." Mario Alejandro Huertas.

     

    Hace dos años se firmaron los Acuerdos de Paz entre el gobierno y las Farc, permitiendo que el conflicto armado que duró más de cincuenta años llegara a su fin, pero ¿qué ha pasado durante este tiempo en las zonas que fueron azotadas por la violencia?

    Son muchos los lugares del territorio colombiano que sufrieron por este largo conflicto, entre ellos el municipio de Los Andes – Sotomayor, ubicado en el noroccidente del departamento de Nariño, territorio invadido por las Farc, el ELN y los paramilitares, estos últimos protagonistas de los momentos más sangrientos.

    Panorámica del casco urbano de Sotomayor desde el Cerro de las Tres Cruces. 

    “Los últimos hostigamientos a la cabecera municipal fueron en el año 2013, estos actos terroristas causaron mucho dolor entre los civiles, pero gracias a los acuerdos de paz, la gente está retornando desde otros municipios, regresando a sus antiguos hogares e incluso reuniéndose con sus seres queridos”, aseguró Mario Alejandro Huertas Villamaría, personero municipal de Sotomayor.

    El municipio de Los Andes tiene una población total de 20.128 habitantes de los cuales 4.759 son víctimas de las FARC, del ELN, de los diferentes grupos paramilitares que existieron y de los que aún operan.

    José Meneses Marroquín, ex alcalde del municipio, comenta que Los Andes se encuentra dentro de las bases de datos del Vivanto como una zona roja y de gran impacto de violencia. Esta condición permitió que alrededor de cinco mil personas víctimas del conflicto armado reciban diferentes ayudas por parte del gobierno nacional: “ayudas humanitarias, entregas de vivienda e indemnizaciones”, agrega.

    La voz de la victimas

    Juan Rodríguez Campos, víctima del conflicto armado, recuerda que alrededor del año 1886, cuando tenía 15 años de edad, la guerrilla hizo presencia en su vereda. La primera en llegar a ese lugar fue la guerrilla de las FARC. Más adelante hizo presencia la milicia del ELN, creando así una lucha considerable por ganar el territorio.

    “Tras esta situación, las veredas y el casco urbano de Sotomayor, se tornaron inestables, la inseguridad era apoteósica, se realizaban enfrentamientos contra los soldados y la policía, y los hostigamientos eran el pan de cada día”, relató Rodríguez. Después de largas luchas, de campos destruidos, de muertes sin fin, las dos guerrillas hicieron un acuerdo y el ELN tomó bajo su dominio a Sotomayor.

    Parque principal de Los Andes - Sotomayor.

    Hasta ese momento, el municipio era una región agrícola y de minería artesanal, pero todo cambió cuando los paramilitares llegaron, se comenzaron a producir cultivos ilícitos, como la coca y la amapola, el pánico se incrementó, la gente ya no salía, y si lo hacía era hasta máximo a las 6 de la tarde”, recordó.

    Con la presencia de los paramilitares comenzaron los conflictos a gran escala, muertes de personas inocentes, desaparecidos, torturados, mujeres violadas, vacunas y desplazamientos forzosos. Sotomayor y veredas como La Planada, Carrizal, Guayabal, Huilque, San Francisco, Pigaltal, Crucero, y otras colindantes con el municipio de Cumbitara, eran terrenos de guerra, casi el 80% de hostigamientos se dieron en estas regiones.

    Al igual que muchas otras personas, Juan Rodríguez vivió el conflicto en carne propia cuando los guerrilleros llegaron a su casa con deseos de invadirla, “les solicité que se fueran porque luego llegaban los paracos y los problemas eran para mí y mi familia, fue bastante duro, enfrentarse a ellos no es igual que enfrentarse a un vecino. Ellos iban a quemar mi casa”. Él tuvo que salir de la vereda el Huilque y buscar refugio en otro lugar.

    “En ciertos casos, la mayoría de la gente no es beneficiada por los acuerdos de paz, en muchas ocasiones el gobierno envía los recursos necesarios para las necesidades de las víctimas, pero la corrupción hace que acá se evidencie poco. Además, en otros momentos las ayudas las reciben personas que no fueron perjudicadas por la violencia, el campesino ha sido olvidado”, concluyó  Rodríguez.

    Carlos Arturo Melo, fue víctima de los paramilitares, quienes lo obligaron a él, junto a su esposa y a su pequeña hija, a abandonar la vereda San Francisco: “Siempre les colaboré e hice lo que me pedían, pero en una ocasión llegaron a eso de la medianoche diciendo que les hiciera un sancocho con gallina, yo me negué, entonces me dieron hasta las 8 de la mañana, de lo contario asesinaban a mi familia”.

    Carlos debió salir en búsqueda de otra vida y tres años después regresó a Sotomayor cuando se enteró de que el comandante paramilitar había sido dado de baja, “pero aún no he llegado a ir a mi vereda ni la primera vez, solo he estado en el casco urbano, pues aún hay presencia de estos grupos”, dijo.

     

    Los nombres de las víctimas fueron cambiados por seguridad y solicitud de la persona.

     

    Los Andes – Sotomayor, una mirada más allá del posconflicto.

    En conjunto, las diferentes entidades del municipio de los Andes - Sotomayor han logrado que las víctimas del conflicto armado se articulen con las diferentes comunidades y se sientan parte del territorio. Como es el caso de la Institución Educativa Técnico San Juan Bautista, que creó el proyecto del ‘Buen Trato’ para que los jóvenes estudiantes logren tomar los valores necesarios para vivir en paz. Además, la estación de policía ha incrementado el pie de fuerza para velar por la seguridad y realiza campañas de sociabilidad.

    “Tras los acuerdos de paz, el municipio ha mejorado la seguridad, pues no se han dado acciones armadas directas, ni hostigamientos a la cabecera municipal”, expresó Henry Lisandro Cabrera Benavides, comandante de la estación de policía de Los Andes.

    Encuentro de un deposito ilegal de explosivos por parte del Ejercito Nacional en zona rural del municipio de Los Andes – Sotomayor.

    A pesar de la reducción de violencia en el municipio, y de que gracias a los Acuerdos se dan voz a las víctimas, aun en veredas lejanas al casco urbano, existen diferentes grupos armados que siguen atentando contra la integridad de los campesinos. Pero la violencia no ha sido un factor para que su gente sea trabajadora, luchadora, emprendedora y, sobre todo, de mucha calidez humana, conservándose, Los Andes - Sotomayor como la tierra del corazón de oro.

     Mairon Alejandro Benavides. 

      @MaironABC 

     Mairon Benavides Cadena, Julio Cesar Vallejo, Ejercito Nacional.

  • El encuentro con Hollman Morris volvió interesante ir a los conversatorios; su trayectoria, sus vivencias y anécdotas son un ejemplo para los periodistas en formación.

  • El hombre avanza entre la multitud fascinada por su presencia, sonríe con fervor, eleva el brazo para saludar, mientras el tumulto de seguidores lo levanta, desacomodándole su elegante saco negro. 
  • Se dice que Nairo es un súper hombre, que su circulación es maravillosa y su sangre fluye como un aceitico porque nació a 3.000 metros sobre el nivel del mar; y a los que nacen a esta altura, la sangre les corre fácilmente por las venas y, en grandes esfuerzos, el corazón trabaja suave.

  • El Departamento de Humanidades de la Universidad Santiago de Cali, en compañía del observatorio de medios y el equipo de trabajo de la Vicerrectoría, lanzó una encuesta desarrollada en dos etapas a lo largo del mes de octubre, con el fin de conocer la intención de voto del estudiantado y su conocimiento sobre los documentos finales de los acuerdos.

  • Pisar un territorio tan impropio como distante; ver isleños que no lucen, no hablan, no creen, no piensan ni sienten como la gente del resto de Colombia; apreciar los siete colores que ofrece el mar Caribe; presenciar los atardeceres en tonos rosas; respirar los exquisitos aromas de una cultura edificada por esclavos africanos y haitianos abandonados en tierras lejanas por aligerar la carga de barcos que llevaban cientos de ellos; sentir los ritmos adueñándose del alma; soltarse de las ataduras del lugar del que se procede… es la magia de San Andrés.

  • Encontrar la verdad, resulta ser la única herramienta para ir en contra de la creciente desinformación que se publica en los medios. El periodismo y la opinión pública en Colombia se mezclan en un entorno con millones de publicaciones diarias, especialmente en diarios virtuales, cuentas personales y cuentas falsas, con todo tipo de intención.

    Aprender a desarrollar la intuición para detectar lo que es falso y lo que es verdadero, es una tarea de la que los actuales profesionales y estudiantes del periodismo deben ocuparse con prontitud.

  • Nota de la dirección: La siguiente columna representa exclusivamente el pensamiento de su autor.

  • A raíz de la captura del ganadero Santiago Uribe Vélez, sindicado de homicidio agravado y concierto para delinquir, Utópicos web 2.0 reproduce a partir de hoy, capítulos del libro "El Clan de los Doce Apóstoles" (Ícono Editorial, 2011) escrito por nuestra directora, Olga Behar, que permiten explicar los hallazgos de la Fiscalía en este sonado caso.

    Hoy, quién es Santiago Uribe.

  • A partir de hoy, utópicos web 2.0 reproduce un especial periodístico de nuestro medio aliado mexicano www.lopolitico.com

  • Utópicos web 2.0 reproduce un especial periodístico de nuestro medio aliado mexicano www.lopolitico.com

  • Colombia es considerado uno de los países más “felices” del mundo y su población es amable y muy trabajadora, según lo establece un informe presentado por el Barómetro Global de Felicidad y Esperanza en la Economía. Pero en contraste, la falta de oportunidades laborales ha llevado a muchos colombianos a conseguir recursos económicos a través de diferentes maneras.

  • Un deporte para jóvenes, lleno de pasión por la velocidad y el peligro.

  • Ximena Vélez Pantoja es una periodista caleña entusiasta, hiperactiva y con una inteligencia sobria que le da un aire de niña inquieta y brillante. En febrero de 2015, momento en el que llegó a Nueva York, Estados Unidos atravesaba su invierno más frío en 118 años; sin embargo, para Ximena, la helada bienvenida que le hacía el país del norte representaba un agridulce y fugaz momento de extrema belleza.