MUSICA

  • Las fusiones musicales de géneros opuestos rítmicamente, como el vallenato y el reguetón, son la motivación de muchos intérpretes que buscan apuestas innovadoras en un tiempo en el que bailar es lo que buscan las audiencias.

  • José Mauricio Cabrera
    This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
    @Jose_MCabrera

    Galeria de fotos: 

  • El próximo filme estadounidense que hace parte del cine romántico musical es “Aladdin”. 

  • En el centro de Cali, entre joyerías y una ferretería, se encuentra un local que a  simple vista no se ve, pero en su interior esconde un contenido en el que se puede evidenciar el paso del tiempo. Allí están encerradas memorias, pasión y amor por uno de los primeros formatos de grabación de música que se popularizó a partir de 1950 y aun sigue vigente en el siglo XXI.

  • “Yo no sé cantar, sino que me gusta”. Quien lo confiesa es Aura María Gonzales, de 74 años, vocalista principal de la agrupación Auroras al Amanecer, integrada principalmente por adultos mayores.  

    En la Toma, corregimiento de Suarez - Cauca, la música siempre ha sido una forma de escapar a los problemas. Y desde su fundación, en el año 1600, ese era el modo que tenían los esclavos para expresarse libremente, como si estuvieran en su tierra natal, África.

     

  • La música constituye un pilar fundamental en la construcción de los panoramas persistentes de la urbe, su idiosincrasia. Es una fuerza generacional  implacable que ha moldeado las diversas maneras de entender la ciudad y de vivirla.

  • En Utópicos exploraremos los sonidos que han deambulado por nuestra ciudad conduciendo los relatos que determinan lo que somos. Cali Sonora es un nuevo espacio para remembrar y cantar nuestra propia identidad, en un recorrido rítmico y literario desde los años 20 y 30  hasta la actualidad, para aprender a disfrutar nuestra historia. Hoy presentamos la tercera parte.

  • “Empezar de cero, fue el comienzo”

     

  • DE LA GUITARRA ELÉCTRICA AL TROMBÓN

    Para nadie representa un secreto que el rock en Cali existe, pervive y se mueve entre las esferas, inclusive públicas, de una ciudad que sabe y siente más bien caliente. En Cali hasta el rockero es salsero, pues primero fue caleño antes que rockero y caleño que se respete baila salsa. Por eso es que en lugares como la salsoteca de Heberth, ubicada en un afortunado espacio entre la quinta y la Roosevelt, se ven más bien melenas y chaquetas, más bien botas que zapatos de charol.

  • En paro los estudios musicales en la instalaciones del Instituto Popular de Cultura.
    Indignación por parte de profesores y estudiantes por precaria información acerca del inicio de clases y otros tantos asuntos.

  • Creció en un ambiente musical con sabor a Pacífico. Esteban Copete, es un joven compositor y arreglista chocoano, nieto del reconocido Petronio Álvarez.

  • El laboratorio Unimedios recibió a Juan Narváez y Diego Narváez, dos hermanos caleños que además de trabajar como solistas, decidieron conformar un dúo que permita reunir las letras románticas de Diego, con el ritmo del reggaetón, que es el gusto de Juan.

  • “Siempre fui muy rebelde, decidí desobedecer a mi mamá e irme a vivir a la calle, ahí aprendí muchas cosas que todos los seres humanos también deberían aprender”. Así comenzó a relatar sus experiencias de vida el cantante del género popular Julián López.

  • El reloj marca las 10:00 de la mañana, hora habitual en la que Fabián sale a trabajar. Es un recorrido de aproximadamente una hora caminando desde su casa hasta el lugar de trabajo, un espacio en donde ya es conocido. Al llegar, se alista para una larga jornada

  • Si se habla de Alejandro Osorio Rave probablemente pocas personas reaccionarán; pero si se habla de Reyff, muchos jóvenes se emocionarán, pues este reguetonero caleño se ha apropiado del género urbano en Cali y se está posicionando en el medio musical de la región con mucha fuerza.