La voz de la experiencia

Profesionales de fonoaudiología contaron sus experiencias en el mundo laboral

 

Con el propósito de guiar y aconsejar a los estudiantes del Programa de Fonoaudiología en su proceso de inserción laboral, cuatro santiaguinos egresados de este programa hicieron presencia en el encuentro titulado: Experiencias para la vinculación en el campo profesional y empresarial de fonoaudiólogos a nivel local y regional.

El evento tuvo como invitados a Genny Carolina Mazuera Arana, Náthaly Romero, Marjorie Lizeth Plaza Martínez y Julián Rentería Quintero, todos ellos fonoaudiólogos; quienes, respondiendo a las preguntas hechas por la moderadora del encuentro y docente Ana Silvana Trujillo, hablaron sobre el acceso a la experiencia laboral, dónde encontrar las oportunidades laborales, los requisitos que los estudiantes deben tener para ejercer su profesión y cómo han conseguido llegar a sus actuales espacios laborales.

“Estaba en sexto semestre cuando tuve mi primera experiencia laboral. Una docente me recomendó para trabajar en el área de audiología, que era en lo que quise especializarme. Está bien que uno tenga el gusto por algo, pero uno tiene que tratar de ser bueno en todos los campos de la profesión, porque eso es lo que les abrirá las puertas al mundo laboral y nutrirá sus hojas de vida”, afirmó Náthaly Romero, que también es especializada en audiología.

"A lo largo de la carrera uno va viendo qué es lo que le gusta, así mismo uno se va proyectando a nivel profesional", Julián Rentería, uno de los egresados invitados.

Los panelistas, desde su experticia, recomendaron a los estudiantes a aspirar no tanto a lo que les gusta, sino a las ofertas laborales; procurar hacer una buena práctica para obtener buenas referencias e incluso quedar en su lugar de pasantías; no entrar a laborar en una entidad sin antes tener un contrato laboral, el registro profesional, la póliza de responsabilidad civil y estar inscritos al Registro Único Nacional del Talento Humano en Salud (Rethus) para evitar inconvenientes y atropellos; y a no tener miedo a crear sus propias empresas o fundaciones de fonoaudiología, si dicha oportunidad se presenta.

“Cuando el estudiante se gradúa, se quiere ubicar en las grandes ciudades y no en las áreas rurales y vulnerables. Por eso mi objetivo es motivarlos a que no solo se queden aquí, sino que salgan de su zona de confort e impacten otros espacios que también requieren de nuestros servicios”, resaltó la docente Trujillo, sobre la importancia de haber organizado el encuentro, al llevar a cuatro profesionales (originalmente cinco) a hablar sobre todo lo que han vivido en su profesión. “Que los estudiantes escuchen a los egresados, que a futuro serán sus colegas, decirles cómo fue, cómo han sido esas experiencias para vincularse al ambiente laboral, les permite proyectarse y encontrar otras áreas donde ejercer su profesión”, añadió.

Como es usual, los estudiantes de esta carrera también tuvieron su momento de participación, haciendo preguntas de carácter más personal a los panelistas, con la intención de nutrir más su conocimiento con  la experiencia de los egresados.

“Este evento me dejó dos cosas importantes: la primera es estar en constante aprendizaje, hacer los cursos que la universidad organiza; porque muchas veces uno, como estudiante, lo ve como algo que si no es obligatorio no se hace, pero en realidad sirve, lo que dijeron ellos es cierto. Y lo otro es no dejar el lugar de origen, pues yo vengo de una zona rural, del Meta; y allá no hay fonoaudiólogos. Por eso pienso hacer muchas cosas ahí, teniendo en cuenta todo lo que los egresados dijeron”, comentó Carolina Murillo, estudiante de décimo semestre.

Alrededor de 45 estudiantes de Fonoaudiología asistieron al evento desarrollado en el marco de la asignatura 'Conceptos administrativos necesarios para el desempeño profesional'.

 Daniel Hurtado y Martha Altamirano

 Winner Alarcón